El Parlamento autorizó al Gobierno a emitir un bono de 580 millones de dólares para financiar el Plan Castello. Fue con amplio respaldo: 35 votos a favor, 11 en contra. La bancada del Frente para la Victoria votó dividida. El extenso debate duró desde las 9 a las 18.30.
Los integrantes del FPV que acompañaron el Plan fueron Javier Iud, María Maldonado, Alejandro Marinao, Ariel Rivero, Raúl Martínez y Graciela Holtz. También lo hicieron Jorga Ocampos y Daniela Agostino del Frente Progresista, y Soraya Yahuar de la UCR. Ellos, más los 26 integrantes de Juntos Somos Río Negro, constituyeron la mayoría especial.
Durante la sesión hubieron dos cuartos intermedios para realizar modificaciones al proyecto original. Uno, en el que se replantearon obras para Viedma y Guardia Mitre, y otro que prioriza a las empresas rionegrinas en el desarrollo del Plan, para garantizar fuentes de trabajo.
Incluso, el oficialismo planteó -en una futura sesión- aprobar un proyecto específico, que duplica el actual 5% que está previsto en la ley de compre rionegrino. “Este es un mecanismo que ya se realizó en otras provincias” dijo el presidente del bloque de JSRN, Alejandro Palmieri. La propuesta surgió del parlamentario Javier Iud, del FPV.
Quienes votaron a favor cimentaron su postura en las obras que son necesarias para la provincias, sus regiones y pueblos que apuntan al desarrollo y la generación de empleo. La oposición no fue en ese sentido, sino en la inoportunidad de adquirir una deuda de estas características.
Luis Albrieu, miembro informante del FPV que votó en contra, dijo que “este no es un Plan de futuro sino de reivindicación del pasado”, porque “son obras que se debieron haber hecho hace 30 años”. De todos modos no opuso al progreso, sino a la deuda. Y criticó al oficialismo por no haber otorgado más plazos al debate. “Pedimos 15 días más”, aseguró.
Palmieri respondió que la Provincia ha trabajado en un proceso de desendeudamiento, que le permite hoy ser confiable en los mercados y no arrastrar compromisos que hacen más comleja la devolución del préstamo que buscará. Dijo que hoy el stock de deuda es el 23% de los ingresos.
“Quienes votamos a favor vamos a llegar a nuestra casa con la tranquilidad de que las obras que nos reclaman los vecinos” afirmó Iud, vocero del núcleo del FPV que acompañó al oficialismo.
Y se preguntó: “Como le decimos a los vecinos que nos opusimos al endeudamiento para obras importantes?”.
“Hoy no termina una etapa, empieza un nuevo camino y donde este Parlamento va a tener mucho trabajo. El día que se ejecute el último peso del Plan podremos decir que hemos concluido una etapa y un camino”.
“Lo hemos hecho con una gran responsabilidad que se trata de políticas de estado que trasciende a este gobierno, no solo porque van a pagarlo sino porque van a gozarlo futuras generaciones, algunas que han vivido 30 años con caminos de ripio o sin gas en sus casas”, concluyó Iud.
Al finalizar la votación, Palmieri dijo que “más allá del resultado, un aspecto a rescatar es que hemos consolidado una forma de trabajar en política basada en la participación, en escuchar, y en que el otro se sienta escuchado”. “De 39 intendentes, 29 asistieron al debate de la ley y otros adhirieron por escrito”, recordó.