El Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), autorizó un incremento de la tarifa de luz de un promedio del orden del 7,8%, y rige desde este mes. Así lo anunció su presidente, Néstor Pérez, que informó que habrá un nuevo método de regulación. La resolución se produjo después de varios cruces entre la empresa EdERSA y el organismo provincial.
En ese sentido, Pérez recordó “la falta de acceso a cierta información que fue requerida en forma reiterada, se tradujo en la ausencia de elementos gravitantes para que el EPRE pueda determinar las pautas para concluir con la revisión tarifaria”.
Y subrayó que “para evitar que esta demora pueda llegar a comprometer la sustentabilidad del servicio, se dispuso una actualización de los costos salariales y los precios de los insumos y servicios incorporados en la matriz de costos del modelo de empresa eficiente, que es la que tomamos como base para calcular la tarifa”.
El presidente del EPRE dijo que lo resuelto por el organismo implica un incremento de la tarifa promedio del orden del 7,8% y rige desde este mes.
Sobre los cambios en el modelo de regulación, el funcionario indicó que “la idea es ir hacia un sistema que reconozca tarifa a las distribuidoras en función del cumplimiento de una serie de pautas que consideramos imprescindibles para asegurar la preservación y mejora del servicio eléctrico”.
Entre las condiciones que se impondrán para cualquier reconocimiento tarifario, Pérez habló de distintos planes que esperan acordar con la distribuidora en el marco de una mesa de diálogo que está próxima a implementarse. “Por un lado esperamos concertar un plan de mantenimiento concreto y por otro un cronograma de obras especiales. En ambos casos estableceremos un régimen de acreditación, inspección y auditoría puntual, que irá liberando los reconocimientos, los cuales serán incluidos en los ajustes trimestrales que el EPRE realiza de los cuadros tarifarios”, detalló.
Además, Pérez hizo referencia a la necesidad de acordar un plan de apertura y refuerzo de sucursales, así como también fijar un sistema de presentación trimestral de información económico-financiera y todo tipo de dato que el regulador requiera.
“Uno de los puntos más destacados que esperamos incorporar es la participación de un veedor designado por el EPRE en las reuniones de Directorio de EDERSA, con presencia permanente, lo cual marca todo un cambio en nuestro sistema regulatorio”, concluyó.