Además de haber logrado el control de dos áreas hidrocarburíferas al norte de General Roca, la empresa President Petroleum se encuentra participando en la ronda de oferta por otras cuatro áreas en la zona de Catriel, y llegado el caso de ganar esas compulsas, allí también el Estado rionegrino será socio al 10 por ciento.

El anuncio pasó inadvertido durante la sesión pasada de la Legislatura, cuando se votó el nuevo contrato entre esa empresa y el Estado provincial.

El anuncio lo efectuó el Gerente de Relaciones Institucionales de President, Enrique Aramburu, en contacto con la prensa. Se trata de cuatro yacimientos considerados secundarios por YPF pero que aún representan cierto potencial para petroleras más pequeñas. Se trata de los bloques Bajo del Piche, Barranca de los Loros, El Medanito y El Santiagueño.

“El pedido de las autoridades, de los Legisladores y de las cámaras empresarias, es que se priorice dar trabajo a personas de Río Negro, y ese es nuestro compromiso”, sostuvo Aramburu.

Aclaró que en los casos de los yacimientos Puesto Flores y Estancia Vieja, en el primero se llevan adelante tareas de mantenimiento, mientras que en el segundo el trabajo es más arduo, ya que hacia dos años que estaba fuera de servicio.

El plan global de inversiones es de 340 millones de dólares, por 10 años, y las negociaciones previas con el Secretario de Energía de la provincia, Sebastián Caldiero, se extendieron por 9 meses.

Al cabo de ese proceso, President aceptó que la empresa provincial de hidrocarburos (EDHIPSA), se asociará al 10%.

“El 10 por ciento de estas adquisiciones, como Puesto Flores y Estancia Vieja, y de todas las que haga la empresa en Argentina, son sin cargo para EDHIPSA”, destacó Aramburu, quien advirtió que la petrolera provincial “no es un socio aportante, sino que nostros hacemos la inversión, y si hay éxito, recuperamos la parte en ese momento”.

La agenda por el momento la marca la necesidad de reactivar los yacimientos ya comprados, porque en el caso de Estancia Vieja “hay que reconstruir las instalaciones” de superficie.

Ambos reservorios eran operados por 20 empleados, que conservaron sus puestos, y President incorporó otros siete en los puestos de conducción. Según adelantó Aramburu, ahora se inicia un proceso de relicitación de servicios, lo que abre el juego a contratistas tanto del Alto Valle como de la zona de Catriel.