(C25N) “Se hace complicado identificar la pirotecnia estruendosa o la lumínica por la falta de rotulado” indicó Marianela Culla Directora de Inspección General del municipio, en relación a la aplicación de la Ley Municipal 925/16, sancionada por la Legislatura Municipal, que prohíbe la venta y el uso de artificios pirotécnicos de estruendo en el ejido de nuestra ciudad y permite la venta y el uso de artificios pirotécnicos lumínicos.

En Catriel, a partir de septiembre de 2016 es ilegal la venta y el uso de artificios pirotécnicos de estruendo, pero se permite la venta y uso de luminosos. Para aquellos que no cumplan, las multas rondan los 10.000 pesos.

Para la sanción de la ley se tuvo en cuenta: la voluntad de respetar la tranquilidad del otro; el malestar que causan en la población los estallidos de pirotecnia, generando serios problemas auditivos y casos de daños físicos; el shock perjudicial que generan los estruendos en casos de personas con autismo; la contaminación acústica que atenta contra la vida de animales silvestres y domésticos, causando efectos diversos y de diferente intensidad y gravedad; entre otros.

Desde el área de inspección general del municipio, su Directora, Marianela Culla, habló sobre el tema “hasta ahora han venido pocos comercios para que los habilitemos para la venta”.

La funcionaria reconoció que se les hace complicado cuando realizan las inspecciones, por falta de rotulado no vienen bien identificados cuales son los de estruendo y cuales los lumínicos, “entonces es a criterio nuestro decomisar o no” sostuvo.

“Siempre están abiertas las denuncias de la gente para avisarnos de lugares clandestinos de venta o donde venden pirotecnia de estruendo, para que nos ayuden a poder actuar” advirtió.

CAPACITACIÓN EN MANIPULACIÓN DE ALIMENTOS

La referente de inspección también hizo hincapié en las capacitaciones que se llevan adelante en la ciudad, en este caso sobre manipulación de alimentos, a cargo de Analia Velazquez, asesora veterinaria del área.

“Es un requisito de la libreta sanitaria. Siempre con gran convocatoria, eso significa que la gente está trabajando y que lo quiere hacer bien y en condiciones”.

“Los resultados los vemos cuando vamos a los comercios y hacemos las inspecciones, que de a poco va mejorando todo y el curso le sirve mucho a la gente que va” concluyó Marianela Culla Directora de Inspección General.