Depo Agresion

Catriel-Lo que “pintaba” para una tarde estupenda para los seguidores de la Unión Deportiva Catriel, se transformó en un caos, debido a los actos agresivos de algunos jugadores de San Sebastián que no soportaron ser goleados. (Fotos Victor Suárez)

Durante el 1er tiempo el primer equipo de Catriel derrotaba sin atenuantes a la visita, con un contundente 8-1 y amenazaba con incrementarse en el segundo tiempo, mientras Godoy (DT Catriel) desde afuera debido a que fue suspendido en el partido pasado ya daba ordenes para mermar y preservar jugadores. Entre deleite y deleite de goles, varios jugadores de San Sebastián, más parte del Cuerpo Técnico, no soportaron la apabullante tarea del canario Catrielense y cerrando la primer etapa todo se desmadró.

Los incidentes tristemente destacados iniciaron cuando, en el minuto 44, Ramiro Moyano, central de la Depo protagonizó una jugada de falta contra un player de San Sebastián, esto genero idas y vueltas entre la banca de suplente visitante y el arbitro Fuentes, cuando este mismo decidió expulsar a uno de los suplentes del conjunto verde, no conforme con esta sanción el jugador se fue contra la integridad de Moyano dándole un golpe de puño en uno de sus ojos, lo cual terminó por hacer que el central deba salir del equipo alegando que no podía ver con claridad.

El arbitro, con fundamentos viendo que las cosas no estaban en el mejor momento del partido, decide terminar la primer etapa para poner paños fríos, lejos de ello, ya que algunos jugadores de San Sebastián, parte del cuerpo técnico y sobre todo el arquero titular, ingresando al túnel de vestuarios comenzó a arrojar piedras a parte de la hinchada canaria, que se encontraba en las espaldas de su hasta hace poco protegido arco, que había sufrido nada más y nada menos que 8 goles. Pero no fue el único, y comenzó a dejar a las claras el poco ejemplo de quienes comandan a estos jugadores, ya que varios integrantes del Cuerpo Técnico copiaron el acto del guardametas tomando ladrillos y piedras para continuar contra la agresión hacia la hinchada local, la cual al mínimo intento de devolver la gentileza de violencia fue frenada en seco por la Comisión Directiva local, ademas de jugadores de la Depo que hicieron que esos mismos seguidores se retiraran de esa parte del estadio para calmar las aguas.

Una vez en los vestuarios, todo parecía calmarse, pero fue cuando familiares e hinchada de San Sebastián aparecieron en cercanías de la parcialidad principal de la UDC y de vestuarios, algunos de ellos con palos y piedras amenazando con reiniciar la pelea. En este contexto los jugadores del equipo visitante lejos de calmar a sus seguidores, decidieron retirarse del estadio, sin dar explicaciones, solos, con una goleada 8-1 en contra, un mal momento vivido por todos los presentes, un equipo que dejó a las claras que la inexperiencia a veces cuando la conducción desde el banco es poco seria, se torna demasiado peligrosa para los que solos querían ver un partido de futbol y por ultimo no menos importante, un jugador como Moyano que termina hospitalizado en el Alto Valle por un herida de consideración en uno de sus ojos, por que un joven (el agresor) no sabe simplemente que al futbol se juega, se gana, se empate y se pierde, se transforma en anécdota, aunque lamentablemente ese mismo fútbol con comportamientos como estos nos imprime como sociedad “que estamos muy mal…”

San Sebastian Retiro

 

La entrada San Sebastián no soportó la goleada de la UDC, agredió a la hinchada y abandonó el partido se publicó primero en Catriel25Noticias.com.