Melones Funes

(C25N) Increíblemente el municipio que propicia la “reconversión productiva” orientada a a agricultura y ganadería, persigue a pequeños productores que intentan comercializar lo producido en la zona. Cientos de kilos de frutas y verduras están abandonadas por no poder ser vendidas en puestos de la localidad.

 

“Estoy indignado, se me está pudriendo la fruta y verdura en la chacra por no poder venderla”. Reclamó el productor local Ariel Funes, que intentó en varias oportunidades ubicarse con un puesto a la vera de la ruta, acceso sur de la ciudad, pero fue intimado a desalojar por parte del municipio. Sin embargo en las últimas semanas se pudo ver en el sector de la torre, varios camiones con venta de verduras, artesanos, indumentaria, que pudieron comercializar sus productos y recién en las últimas horas se les solicitó que se retiraran del lugar.

Sandias Funes1

Ariel Funes, es un productor de Catriel que posee una chacra en la zona de Colonia Ovejero, con mucho esfuerzo personal y de la familia, fueron trabajando la tierra para poder producir frutas y verduras. La cosecha del 2017 fue próspera: zapallitos, tomate, sandía, melón, entre otras variedades, eran buscadas ávidamente por los circunstanciales automovilistas que pasaban por ruta nacional 151, en el puesto de venta que la familia había instalado.

 

Este año, la producción fue mayor por lo que Funes intentó nuevamente instalar su puesto, pero se encontró con la negativa del municipio de la ciudad que le impidió hacerlo. Luego de idas y vueltas al área de inspección general y agotando las instancias, quiso ubicarse en acceso sur a la ciudad, sector de la torre. Allí había armado su puesto, que en las primeras horas de ponerse en marcha tuvo varias visitas de los vecinos y turistas para comprar el producto salido de las tierras Catrielenses. Pero nuevamente el municipio no lo dejó siquiera estar media mañana y le exigió desmantelar la estructura que había armado.

Melones Funes1

Cansado de lidiar con las trabas que imponía el municipio, que en cierta forma se asemeja a una persecución, Funes decidió alquilar un salón en la zona urbana y vender allí su producción, y sumarse en la semana a la feria municipal de productores.

 

Lo que pareciera un férreo control del municipio, choca de bruces contra la realidad de las últimas semanas. Cualquier vecino que circuló por el sector de acceso sur, zona de la torre, habrá observado la cantidad de camiones que se instalaron a la vera de la ruta nacional 151 para vender todo tipo de productos, desde frutas y verduras, pasando por artesanías, indumentaria, espejos, entre otros.

 

La situación generó la bronca del productor Ariel Funes, que en diálogo con Radio Alas expresó “estoy indignado, los señores municipales pueden venir saben muy bien dónde está la chacra, pueden ver la cantidad de verduras, frutas, melón, sandía, que a mí se me está pudriendo”

 

“El año pasado pusimos el puestito afuera de la chacra y nos fue bien. Entonces este año apostamos a plantar un poco más, pero cuando pusimos el puesto no nos dejaron vender. Yo primero quise que nos dieran un permiso para ubicarnos al lado donde estaba el carrito, pero me dijeron que no se podía. Uno trata de estar en regla pero igual no nos dejaron” sostuvo.

 

“Después nos quisimos ubicar del otro lado de la ruta, lugar donde supuestamente se podía vender porque no era jurisdicción del municipio,… pero al primer día fueron y nos sacaron” dijo indignado.

Sandias Funes

“No estoy en contra de la gente que viene a vender, paso todos los días al pueblo donde tuvimos que poner una verdulería. A la vera de la ruta agarras el turismo, la gente que va hacia 25 de Mayo, vienen porque saben que la verdura es de la chacra” manifestó.

 

“Las autoridades de la municipalidad me dijeron que en ese lugar no puede haber nadie, yo no estoy en contra de la gente que vende, pero desde el municipio te mienten”.

 

“La semana pasada hubo una persona por 4 días vendiendo una cantidad impresionante de ropa, yo estuve el primer día y me sacaron”.

 

“Nosotros estamos laburando acá, en lo poquito que se puede le doy trabajo a gente de acá. En la misma verdulería que tenemos en el pueblo tengo gente trabajando, pero ahora la vamos a tener que cerrar, ya no me dan los costos, ahora me quedo sin verdura de la chacra, si tengo que comprar afuera para revender, no es lo mismo” indicó.

 

“¿Porque no nos dejan vender?, sino molestamos a nadie, somos de acá, y si había que pagar un impuesto se pagaba. Los de la feria municipal está perfecto, pero dos veces por semana y mediodía, no alcanzo a sacar todo lo que tengo en la chacra, porque se me pasan las verduras, se pudren”.

 

“Son tres meses que tengo para vender, que es la temporada de cosecha y vivir todo el año. Miles de melones quedaron tirados…” concluyó el productor Ariel Funes.

 

 

MEDIDAS ADOPTADAS POR EL JUZGADO DE FALTAS

 

Se pudo saber que este martes, personal municipal de inspección general acompañados de efectivos policiales se hicieron presentes en la zona de la torre de acceso sur, para intimar a los vendedores que allí se encontraban.

 

Esta tarde, con la presencia de la Juez de Faltas Dra. Laura Morales, se labraron actas, solicitando que se retiraran del lugar.

 

Los vendedores determinaron irse de la vera de la ruta 151 y realizaron un fuerte descargo a través de las redes sociales.

 

La entrada Catriel. Pequeño productor denuncia persecución por parte del municipio se publicó primero en Catriel25Noticias.com.