Casas Tomada Preiss

(C25N) La familia Rodríguez que había usurpado una vivienda en Barrio Preiss, finalmente decidió esta tarde, abandonar el inmueble tras dialogar con la policía y la fiscal Analía Diaz. Fabián Rodríguez, junto a su esposa y siete hijos menores de edad, habían ingresado por la fuerza a una casa del nuevo barrio de 41 viviendas que está construyendo la empresa “Mocciola” en B° Preiss.  

 

“Estaba desesperado, mis hijos se enfermaron por el frío, por eso tomé la vivienda, desde hace años que vengo solicitando una vivienda”. Confesó el padre de familia.

En los últimos meses estaba viviendo en un terreno tomado en Barrio Preiss, una casa precaria construida de cantoneras, nylon, piso de tierra y separaciones de palets.

 

Las bajas temperaturas provocaron que algunos de los hijos de la pareja se enfermaran y requirieran una urgente atención médica en el hospital local. Según comentó Rodríguez, ese fue el motivo principal que lo llevó a tomar la decisión de usurpar la vivienda ubicada en la intersección de calles Lima y Pasaje San Juan.

 

Durante la noche del domingo el hombre forzó la puerta de acceso principal a la casa e ingresó con los muebles para instalarse junto con su familia.

Casas Tomada Preiss1

Finalmente este mediodía, tras la denuncia radicada por la empresa constructora a cargo de la obra, la fiscal Díaz se hizo presente en el lugar acompañada por personal policial para explicar los alcances de la normativa legal.

 

Rodríguez desistió de la usurpación, decidió junto a su familia abandonar el inmueble y regresar a la precaria vivienda ubicada frente al nuevo barrio. Se pudo saber que se tramitó un subsidio y desde el área de políticas sociales del municipio se pusieron en contacto con el caso para buscar una solución alternativa.

 

En diálogo con “Radio Alas”, Fabián Rodríguez había relatado lo sucedido: “he pedido ayuda a la municipalidad en anteriores gestiones, me metí con mi familia a esta vivienda porque me hace falta. Pase los últimos fríos grandes, no quiero que mis hijos lo sigan soportando, yo no quiero que sufran más, lo decidí en conjunto con mi esposa”.

 

“No es para que la gente lo haga, no estoy orgulloso, es una necesidad que yo tenía para mi familia” confesó. “Anoche después que me metí avise a la policía”.

 

La vivienda usurpada corresponde a la obra en construcción por parte de la empresa Mocciola de 41 viviendas e infraestructura con un presupuesto oficial de $23.335.680.

 

Se trata de prototipos implantados sobre lotes de tamaños según urbanización y el acceso vehicular lateral. Cada unidad cuenta con locales destinados a estar comedor, dos dormitorios, cocina lavadero y baño, espacio para guardado y circulación. La superficie cubierta total por vivienda es de aproximadamente 60 m2, conforme al diseño particular definida para cada implantación urbana. Las viviendas destinadas a personas discapacitadas tienen una superficie de aproximadamente 62m2.

La entrada Catriel. Usurpó una vivienda y tras promesas, volvió su precaria casita se publicó primero en Catriel25Noticias.com.