La alternancia no es un rasgo distintivo de la política rionegrina. Sólo ocho de los 39 municipios tendrán indefectiblemente nuevo intendente en el 2019. Además del jefe comunal de Catriel, otros dos mandatarios podrían extender sus gestiones más allá del límite que marcan sus flamantes cartas orgánicas.
El intendente de Catriel, Carlos Johnston, rompió el hielo la semana pasada, cuando reveló sus intenciones de seguir al frente del municipio después de las elecciones del año próximo.

El anuncio hizo ruido, porque deberá contar con un fallo judicial que lo avale a presentarse por tercera vez consecutiva, pero las ganas de quedarse en despacho más importante de la ciudad no son exclusivas del mandatario de Juntos.

Al día de hoy, sólo en ocho de los 39 municipios de la provincia está claro que habrá nuevo intendente desde el 2019.

En el restante 80% de las localidades los mandatarios tienen habilitadas las reelecciones. Y -aunque todavía no lo digan abiertamente- la mayoría de los jefes comunales de esos pueblos ya tienen decidido buscar un nuevo mandato.

Los gobiernos que indefectiblemente tendrán nuevo titular el año que viene serán los de Allen, Roca, General Godoy, Choele Choel, Conesa, Viedma, Campo Grande y Valcheta.

Los intendentes de esas ciudades asumieron en el 2011 y por mandato de sus respectivas cartas orgánicas, no pueden ejercer más de dos períodos consecutivos al frente del Poder Ejecutivo.

Esa es la misma regla vigente en Catriel desde que se sancionó la nueva norma madre local, pero Johnston cree que la aplicación de ese artículo no puede ser retroactiva, por lo tanto pedirá una interpretación judicial.

En el resto de las ciudades la enorme mayoría de los oficialismos se preparan para buscar una ratificación.

Dentro del Alto Valle Oeste, la duda más importante aparece en Cipolletti, donde el intendente Aníbal Tortoriello podría proyectarse a la gobernación. De todas maneras no falta mucho para despejar los interrogantes, porque Cambiemos definió la semana pasada que no más allá de noviembre tendrá decidido el nombre de su candidato provincial, que surgirá de tres opciones: el jefe comunal cipoleño, el diputado nacional Sergio Wisky o el intendente capitalino, José Luis Foulkes.

En el Alto Valle Centro la única en condiciones de repetir es Claudia Montanaro, en Cervantes, quien sucedió a su padre en el 2015. Su continuidad es un hecho para el FpV, salvo que obtenga un lugar expectante en la lista de candidatos a legisladores por el circuito.

El Alto Valle Este tiene confirmadas las presentaciones de Miguel Martínez (Cambiemos) en Huergo y de José Rivas (Juntos) en Chichinales. Miguel Petricio, quien lleva cinco mandatos al frente del Concejo Municipal, no tiene restricciones para seguir y las dudas centrales de la zona pasan por la continuidad de Carlos Vazzana en Villa Regina. El intendente enfrentó problemas de salud recientemente y la decisión de iniciar otra vez una campaña no surgirá del entorno político, sino del familiar.

Sin límites formales por no contar con cartas orgánicas, en la mayoría de las localidades del Valle Medio se ratifica la tendencia reeleccionista. El radical Hugo Funes buscará su cuarto mandato en Chimpay, igual que Sergio Hernández (FpV) en Lamarque. David Mendoza (FpV) quiere una tercera gestión en Belisle, en tanto que Víctor Hugo Mansilla (Cambiemos), Miguel Jara (FpV) y Pablo Delgado (FpV) encaran sus reelecciones en Darwin, Pomona y Luis Beltrán.

En Río Colorado también está confirmada la nueva presentación de Gustavo San Román (Juntos).

En la zona Atlántica, Nelson Iribarren (Cambiemos) anticipó a la dirigencia macrista que quiere seguir al frente del municipio.

Distinta es la situación de Luis Ojeda en San Antonio, quien transita por su primer mandato pero enfrenta un presente complejo, por la reciente denuncia por presunta corrupción de menores en la que está implicado.

Gennuso espera la definición provincial de Juntos
Gustavo Gennuso todavía se aferra a la respuesta relacionada con lo temprano que es este segundo semestre del 2018 para hablar de candidaturas, pero sí dijo semanas atrás que “el equipo” buscará la reelección en Bariloche.
El intendente espera la definición de la fórmula provincial de Juntos antes de anunciar su camino personal, en el que tiene habilitada la reelección.

En El Bolsón el panorama es más claro, con la decisión de Bruno Pogliano de presentarse por otro mandato.
Danilo Rojas protagoniza en Dina Huapi un caso similar al de Johnston en Catriel, porque la Carta Orgánica -que sólo permite dos períodos consecutivos- entró en vigencia en el 2013, dos años después de que asumiera su primer mandato.

Los Menucos, 20 años… ¿y más?
Salvo el radical Yamil Direne, que gobierna Valcheta desde el 2011, todos los intendentes de la Región Sur están en condiciones de volver a presentarse en el 2019.
Algunos porque se los permite la Carta Orgánica vigente, pero la mayoría porque no tienen este instrumento en sus localidades y por lo tanto no existen restricciones formales para sus permanencias en el poder.

En esta zona también hay un caso similar al de Johnston en Catriel. La intendenta de Los Menucos, Mabel Yauhar, gobierna desde 1999, pero recién este año aprobó su Carta Orgánica, por lo tanto el oficialismo considera que el límite de dos períodos no debe contemplar los ejercicios anteriores.

Fuente: RN (Hugo Alonso)
Lea también: https://catriel25noticias.com/politica-cofre-estoy-preparada-para-ser-intendente/

La entrada La tentadora reelección: Johnston habló primero pero la lista es larga se publicó primero en Catriel25Noticias.com.