El INDEC acaba de publicar que durante septiembre una familia tipo necesitó 22.558,17 pesos para no ser pobre, un 8,1% más que en agosto y un 46% más que hace un año atrás.

Para no ser indigente, en tanto, ese mismo hogar compuesto de dos adultos y dos niños necesitó 9.059,51 pesos, un 8,5% más que en agosto de este año y un 43,1% más que en septiembre 2017.

Durante este año, la Canasta Básica Alimentaria -compuesta por los insumos básicos para la supervivencia, que delimita la línea de indigencia- ya acumuló un 36,3% de aumento. Más que la inflación promedio, que terminó el noveno mes del año con un 6,5% y un acumulado del 32,4% y posicionó a 2018 en el nivel más alto desde 1991.

También superó el promedio general la Canasta Básica Total, que considera además bienes y servicios no alimentarios y establece la medida para no ser pobre. Con el aumento de septiembre, acumuló un 35,3% en lo que va del año, y un 46% en relación al mismo mes del año anterior. (ADN)

La entrada La canasta básica aumentó el 8.1% en septiembre se publicó primero en Catriel25Noticias.com.