El plan de ahorro para comprar autos se convirtió hoy en una de las herramientas que más dolores de cabeza está causando a los suscriptores. Las cuotas de este viejo sistema, que durante años fue el más elegido para llegar al 0km, se están incrementando todos los meses, debido al alza en los precios de los 0km.

De esta manera, en menos de un semestre, los valores que los clientes tienen que pagar por mes se modificaron en un 70%, convirtiéndose en montos imposible de saldar.

En el país este sistema es muy utilizado para llegar al 0km y por eso hay mucha gente preocupada. Hay al menos 1.200.000 compradores que se están en planes de ahorro y aún tienen deuda.

En los últimos años, cerca de un tercio de los autos se compraron con “autoplanes” y sólo en 2017 hubo unos 600 mil nuevos suscriptores, según cifras del mercado.

El esquema permite abonar un vehículo durante hasta en siete años, en cuotas variables que cada mes se calculan dividiendo por 84 el valor actualizado del 0 km, más cargos varios que llegan a 14 por ciento. Otras modalidades son 70/30, es decir el 70% del valor se divide y el 30% se paga en efectivo al momento de licitar el auto.

Quienes ya pasaron una cantidad de cuotas determinadas, forman parte de un grupo que va a sorteo y pueden licitar.

El problema fue cuando el dólar se disparó, que las cuotas se modificaron y quedaron “atrapados” en contratos de los que no es posible salir sin sufrir importantes pérdidas.

Es decir, el sistema funciona bien en tiempos de estabilidad. Pero este año los 0km ya acumulan aumentos del 60 al 80%, que se trasladaron a las cuotas. Algunos, incluso, pasaron a pagar más del doble que hace un año porque al alza del precio se sumó que su modelo fue discontinuado por la fábrica y el plan pasó a ajustarse por uno similar más costoso. Todo lo cual generó una ola de reclamos en entidades de consumidores.

“Las consultas de usuarios damnificados se multiplicaron, en especial desde la devaluación. Hay cuotas que subieron 60 o 70% incluso de un mes al otro. A gente que pagaba $ 5 mil le empezaron a llegar $ 9 mil, y ya no pueden cumplir más. Quedaron atrapados”, cuenta Osvaldo Riopedre, abogado de la asociación Adecua, según Clarín.

Ocurre que, si deja de pagar, el ahorrista puede recuperar el dinero aportado al valor actualizado, pero eso no comprende los cargos extra y para cobrar debe esperar al final del plazo previsto (pueden ser años). Otra opción es vender el plan, a un precio que siempre será menor a lo ya pagado.

“De cualquier modo se pierde. Pero la peor situación es para los que ya les dieron el vehículo y deben cuotas. Porque, para ellos, dejar de pagar implica que le hagan un juicio para secuestrarles el auto y rematarlo, algo en lo que se cometen todo tipo de atropellos”, agrega Adrián Bengolea, presidente de Usuarios y Consumidores Unidos (UCU), donde también han recibido “muchísimas consultas de gente que ya no puede pagar”.

Alejandro Lamas, secretario de la Cámara del Comercio Automotor, explica que la suscripción de planes nuevos “se derrumbó un 70% a 80%” en las concesionarias y que, entre los deudores, si habitualmente 15 a 20% estaban en mora, ahora el rango va del 22 al 25%: es decir, que ahora 1 de cada 4 no están al día.

Fuente: iProfesional

La entrada Un 70% de aumento en planes de ahorro para comprar autos se publicó primero en Catriel25Noticias.com.