Hay 70 mil casos positivos en la península. Los nuevos números muestran una leve baja respecto de los fallecimientos informados ayer. El gobierno estudia una prórroga a las medidas de restricción y teme que se originen revueltas y saqueos en el sur.

Italia superó hoy los 10 mil muertos por coronavirus, tras confrmarse este sábado 889 decesos durante las últimas 24 horas. El país suma ya 10.023 fallecidos.

“Lamentablemente fallecieron 889 personas y hubo 3.651 nuevos casos de coronavirus”, anunció hoy en conferencia de prensa el titular de Protección Civil, Angelo Borrelli. Los números muestran una leve baja respecto de las víctimas informadas ayer (919) y un importante descenso con respecto a los 4401 nuevos contagiados informados entre jueves y viernes.

Según Borrelli, los casos positivos actuales son 70.065, aunque el funcionario ya había planteado días atrás que “es verosímil” que la cifra real de infectados sea hasta diez veces superior al registrado oficialmente. En las últimas 24 horas hubo 1434 personas a las que se le dio el alta, casi tres veces más que las 589 informadas ayer.

“Si no se hubieran adoptado las medidas drásticas tendríamos otros números y la estructura de salud estaría en una situación más dramática”, dijo Borrelli al defender las restricciones de movimiento público que el gobierno empezó a tomar desde el 11 de marzo.

Entre el domingo y el miércoles, Italia experimentó cuatro días de baja sostenida en la cantidad de contagios. El jueves se volvieron a disparar las cifras con el incremento de contagiados de Covid-19 en Lombardía, la región más castigada por el enfermedad.

Por su parte, el primer ministro Giuseppe Conte estudia cómo prorrogar las medidas de restricción que vencen el 3 de abril. Italia dispuso hoy que todas las personas que lleguen deberán firmar una declaración jurada con motivo del viaje, así como informacion del lugar donde harán el aislamiento voluntario, además de someterse a un control de temperatura en la estación de llegada.

El 85 por ciento de los casos de coronavirus se registran en el norte. El gobierno teme que las medidas contra el Covid-19 que paralizaron el territorio provoquen revueltas y saqueos en el sur, luego de que en las últimas horas un supermercado siciliano fuera tomado por asalto en la ciudad de Palermo por personas que quisieron salir sin pagar con los carros de compras llenos.

“Tengo miedo de que las preocupaciones que están atravesando largas franjas de la población por la salud, el sueldo y el futuro se transformen en rabia y odio si perdura la crisis”, dijo en ese sentido el ministro para el Sur, Giuseppe Provenzano, en declaraciones al diario La Repubblica. “Hay áreas sociales y territoriales expuestas a cualquier aventura”, añadió. “Hay que actuar rápido, está en riesgo el orden democrático”, sentenció, en medio de las medidas de cierre de toda industria no esencial que el premier Conte dispuso hasta por lo menos el 3 de abril y que ya confirmó que prorrogará esta semana.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este sábado que son 55 los nuevos casos positivos de COVID-19 y que la cifra de infectados aumentó a 745 en todo el país.

El reporte N° 28 señaló que 18 son de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 13 de Santa Fe, 8 de la provincia de Buenos Aires, 5 de Chaco, 4 de Tierra del Fuego, 4 de Corrientes, 2 de Neuquén, 1 de Córdoba y 1 de Mendoza. Si bien la suma es de 56, el Ministerio de Salud aclaró que el de Córdoba es un caso reclasificado, el cual el 26 de marzo le fue atribuido a San Luis.

Del total de esos casos, 408 (55%) son importados, 185 (25%) son contactos estrechos de casos confirmados, y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

De esta forma, los distritos que aún no informaron casos son: Catamarca, Chubut, Formosa, San Juan y La Rioja.

Hasta la fecha, en Argentina se registraron 19 muertes. Las últimas dos se confirmaron durante el sábado. Por la mañana un hombre de 51 años, quien estaba internado en la Clínica Pueyrredón de Mar del Plata y se convirtió en la segunda víctima fatal en la ciudad balnearia. Por la noche, una mujer de 84 años, residente de la ciudad de Buenos Aires, con antecedente epidemiológico de haber tenido contacto estrecho con una persona que viajó a Italia.

El primer fallecimiento ocurrió el 7 de marzo y fue el de un hombre de 64 años que estaba internado en el Hospital Argerich. El 13 de marzo murió otro hombre de 61 años, oriundo de Resistencia, Chaco, en una clínica privada. El 19 de marzo se confirmó el tercer muerto: un hombre de 64 años que se encontraba internado en el Instituto Argentino del Diagnóstico, de la ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La cuarta confirmación llegó el sábado 22 de marzo. Se trató de una mujer de 67 años que estaba hospitalizada en la Clínica Güemes, de la localidad bonaerense de Luján. El martes 24, en Mar del Plata, un hombre de 71, quien “cursaba el 14° día de internación y el 12° día de asistencia respiratoria en una clínica local, fue la quinta confirmación. Ese mismo día se comunicó la sexta, nuevamente en Chaco: un abogado de 53 años, quien mantuvo contacto directo con una mujer que había viajado a España y a la vuelta dio positivo.

Los últimos dos casos se confirmaron el miércoles pasado. Una mujer de 81 años que estaba internada en el Sanatorio Otamendi de la ciudad Autónoma de Buenos Aires. La octava muerte fue la de otra mujer, de 73 años, con antecedentes de obesidad, diabetes e hipertensión. El noveno caso fue el de Rubén Bercovich, quien tenía 59 años y había viajado durante 15 días por Estados Unidos para tratar su cáncer de laringe. Durante la jornada del jueves, el Ministerio de Salud confirmó tres muertes más: dos hombres de la provincia de Buenos Aires -uno de 89 y otro de 78- y una mujer de 82 años, de la ciudad de Buenos Aires.

hay-equipo-nov-2019