Catriel. Presa con domiciliaria y tobillera agredió a una vecina que no le dio plata para el vino

0
30


“Llegué a pensar: la mato o me mata… ella me vino a matar”, relató Georgina Jara, una vecina de barrio Santa Cruz que fue agredida violentamente por una mujer que portaba un elemento punzocortante. La agresora está con una tobillera electrónica y prisión domiciliara, pero violó las reglas para salir a pedir dinero a los vecinos para comprar vino.

 

El incidente se produjo el sábado en calle San Luis al 1300, cuando la joven se encontraba realizando unas tareas de limpieza en un predio aledaño a su vivienda cuando fue abordada por esta mujer, Karina Polanco, a quién llaman “la tora” (en alusión al apodo de su pareja), que le pidió dinero, y al no conseguir su cometido, la quiso apuñalar.

svg%3E

“ME QUISO MATAR

 

En diálogo con “Radio Alas”, Georgina relató el grave episodio: “estaba quemando unos papeles acompañada por mi hijo de 8 años, de repente apareció ella y me pidió plata para un vino, le respondí que no le iba a dar nada, ni plata ni vino, me quiso abrazar y tenía una planchuela escondida en el puño del otro brazo, me intentó clavar a la altura del cuello, pero yo tenía un abrigo puesto y no pudo lastimarme, solo me dejó una marca, allí le pegue una piña, cayó al piso, pero nuevamente me tiró otras puñaladas, le pegué hasta más no poder, se me esguinzó la mano”.  

 

Sin embargo el incidente no terminó allí, quebrada al contar lo que le tocó vivir, manifestó: “salieron los vecinos y me quisieron ayudar, yo la tenía en el piso y ella forcejeaba con la planchuela, vino su marido de atrás me pego en la nuca y se llevó a su mujer”.

 

Llegué a pensar, o la mató o me mata… ella me vino a matar. Le doy gracias a dios que me pude defender. Si la hubiera dañado seguro yo terminaba presa, pero ella lo ha hecho, lo sigue haciendo y está en la calle”, dijo enojada.

 

La joven comentó: “me tuve que ir de mi casa porque mi hijo tiene miedo, lo único que quiero es estar tranquila con él. Yo quiero que los vecinos sepan lo que pasó, porque hay gente mayor, en el momento que a mi me pasó yo me pude defender y no fui una víctima más”. Explicó

 

svg%3E

TOBILLERA ELECTRÓNICA

 

La agresora conocida en el ámbito delictivo de la ciudad como la “tora”, estaba cumpliendo prisión domiciliaria y el servicio penitenciario de la provincia le colocó una tobillera electrónica para controlar su accionar. Sin embargo los vecinos se quejaron aduciendo que esta mujer sale todos los días de su casa sin ningún tipo de impedimentos.

 

La pulsera que tiene esta mujer no funciona, la policía no tenía ni idea donde estaba, cuando estuvo casi a punto de matarme”, dijo Gerogina.

 

Por su parte desde la Unidad 9° de Policía, el Comisario Escobar informó que se hicieron las actuaciones correspondientes por el hecho ocurrido, y que la fiscal debe definir la situación de la mujer.

 

En el cierre de la entrevista, la damnificada Georgina Jara advirtió: “si la veo en mi cuadra la voy a hacer cagar”.

(Imagen principal solo a modo ilustrativo)

alas giff1


995x150-PlanCastello




Source link