El sistema sanitario sigue al límite y se requerirán traslados para próximos pacientes que puedan requerir de mayor complejidad.

En el Alto Valle hay una sola cama de terapia intensiva disponible. La escasa capacidad para recibir nuevos pacientes en la región es el reflejo del alto número de contagios de coronavirus que se registran, con más del 50 por ciento de los nuevos casos que se registran.

“Todos piden más terapistas, más camas de terapia intensiva, más respiradores, pero si comenzamos a respetar la distancia social, usamos el tapabocas y no compartimos mates o botellas, les aseguro que las camas van a sobrar”, afirmó la secretaria de Políticas Públicas de Salud, Mercedes Ibero.

 

La alta ocupación de las camas hospitalarias, especialmente de terapia intensiva, llevó a Salud a adquirir 100 cascos que permiten ventilar a pacientes de terapia sin la necesidad de conectarlos a un respirador. Además de ser un método menos invasivo para el paciente, los cascos permitirán aliviar la constante necesidad de camas (ver página 3). “Se compraron más de los que se proyectó en un principio. Y si hacen falta se comprarán más”, dijo Ibero. La funcionaria expresó que se trata de un sistema previo a la utilización de respiradores mecánicos, aunque alertó de que no pueden utilizarse en todos los hospitales.

Ayer, Salud reportó 30 camas disponibles en la provincia. Sin embargo, desde Regina hasta Catriel solo había una. Cipolletti, Catriel, Regina y Allen no tenían posibilidad de internar pacientes en terapia. La única cama en hospitales y clínicas era de Roca. Viedma y Bariloche serían las ciudades para derivaciones, ya que poseían la mayoría de las camas libres.

 

(LMCipolletti)

alas giff1


995x150-PlanCastello



Source link