Una Catrielense en EEUU: «Soy muy feliz»

0
198


La historia de Azul Cruz, quien dejó su ciudad y nuestro país en busca de un sueño y vivió algo extraordinario.

“Sin el apoyo de mi familia, nada de esto hubiera sido posible”, dice la joven de 22 años.

Le faltaba gestionar un solo documento cuando el miedo la frenó. A un paso de emigrar, Azul se replanteó su elección y le puso pausa a la emoción.

Sin embargo, ocho meses después, la joven Catrielense se dispuso a cumplir su sueño. Lo que no se imaginaba era que iba a vivir algo excepcional.

  • zille111

“Mi familia es mi mayor apoyo, son todo para mí. Los extraño un montón, pero sé que vale la pena el esfuerzo”, asegura Azul Cruz en una entrevista con Clarín.

La joven de 22 años – oriunda de Catriel en la Provincia de Río Negro – tomó la decisión de marcharse a Estados unidos en agosto de 2022, con el objetivo de conocer nuevas culturas y vivir en el país de las oportunidades.

cruz

EL COMIENZO DE UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

La protagonista de esta historia nació en la ciudad de General Roca – Río Negro – y años después, se mudó con su familia a la Localidad de CATRIEL. En aquel pueblo, construyó sus recuerdos más preciados.

Azul recuerda su niñez con mucho cariño, rodeada de amigos y familia. Desde pequeña, aspiraba a estudiar una carrera relacionada con la medicina, pero no tenía en claro cuál. Con el paso de los años, encontró su pasión: la kinesiología.

Una vez que finalizó sus estudios secundarios, en 2021, comenzó la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría en la Provincia de Mendoza, a más de 600 kilómetros de su hogar. Por este motivo, con tan solo 19 años, se alejó de su familia para dar inicio a su recorrido profesional.

A pesar de esto, Azul vivía con el pensamiento constante de cumplir el sueño de su vida: recorrer el mundo. Sin embargo, lo veía imposible, según ella. “Lo percibía como algo muy lejano, debido a que me crie en un pueblo donde las personas no suelen viajar o migrar”, afirma la argentina.

Por este motivo, seis meses después, optó por dejar sus estudios y regresar a su casa para acomodar sus pensamientos. Con una mezcla de emociones, le comentó a su familia su gran deseo y obtuvo el apoyo que necesitaba para decidirse.

Al cabo de unos días, se le ocurrió la idea de emigrar al país de la libertad, un lugar que solo había visto en las películas, de acuerdo a sus palabras. “En una conversación con mi hermana y su amiga, me recomendaron el programa “Cultural Care Au Pair”, el cual te permite trabajar y vivir en Estados Unidos”, explica Azul.

Gracias a esa charla, la joven investigó los requisitos que se necesitaban para aplicar a uno de los programas de cuidado de niños más grandes del mundo. Algunos de ellos son: ser mayor de 18 años, tener experiencia con niños, contar con una licencia de conducir válida y haber finalizado los estudios secundarios.

Al contar con cada requerimiento, Azul puso manos a la obra y tramitó los documentos necesarios para emprender viaje. A pesar de esto, la venció el temor y paralizó su plan por un tiempo.

Luego de ocho meses, – con la ayuda de sus seres queridos – tomó coraje y se postuló en la plataforma web de la empresa. Al poco tiempo, una familia ubicada en el Estado de Ohio se interesó por ella y comenzó su travesía rumbo a un país desconocido.

cruz2

“LA MEJOR EXPERIENCIA DE MI VIDA ”

El 10 de agosto de 2022, en el Aeropuerto Internacional de John Glenn de Columbus, la esperaba con ansias un matrimonio con un niño de cuatro años al que debía cuidar.

“Me abrieron las puertas de su casa con un cariño inmenso. Están muy interesados por la cultura argentina, de hecho, están aprendiendo español para comunicarse conmigo en mi lengua materna”, explaya con emoción Azul.

Ella llegó a Estados Unidos con la ilusión de conocer sus diferentes ciudades y ganó algo mucho más valioso: una segunda familia. “Son increíbles conmigo, siempre se preocupan por hacerme sentir como en casa. Inclusive, cocinan milanesas, empanadas y locro conmigo. Aman la comida de mi país”, agrega la joven.

Orgullosa de sus raíces, Azul mantiene sus costumbres intactas y vive el fútbol con la misma pasión que en Argentina. “Vimos juntos el Mundial 2022 y se enamoraron de la emoción con la que vivimos el deporte, son todo lo que está bien”, indica la Rionegrina.

La joven tuvo la oportunidad de conocer varios destinos con su familia de acogida. Algunos fueron: Pensilvania, Filadelfia, Nueva York, Arizona, Nueva Jersey, Kentucky, Wisconsin, Illinois y Washington D.C.

Lo interesante es que tanto Luke como Paula, cumplen el mismo día. El primero de agosto de 2023, fue una fecha que quedará para siempre en la memoria de ella. Esto es así, debido a que su “segunda familia” le preparó un festejo especial para recibir sus 22 años.

“Me invitaron a cenar a un restaurante argentino y me sentí la persona más alegre del mundo. Terminé mi cumpleaños comiendo flan con dulce de leche a miles de kilómetros de mi hogar, pero feliz. Una sorpresa increíble”, dice la argentina.

Actualmente, está gestionando – con la ayuda de este matrimonio – la Visa de turista para continuar sus estudios de kinesiología en el país norteamericano. A su vez, trabaja para poder invitar a su familia de visita. «Soy muy feliz», menciona Azul desde su nuevo hogar.

Fuente: (Clarín)



Source link

Síguenos en
icon Follow es ES 157
fb-share-icon16000
Tweet 7k
Pin Share20

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí