Vista Oil, una compañía de nueva generación – Catriel25Noticias.com

0
52
Vista Oil, una compañía de nueva generación – Catriel25Noticias.com
Vista Oil, una compañía de nueva generación – Catriel25Noticias.com


Conformada por un equipo de antiguos profesionales de YPF, Vista Oil & Gas se instaló en la Cuenca Neuquina aprovechando su “ventana de oportunidad”. Adquirió los derechos sobre áreas convencionales en Río Negro al grupo Pampa y luego fue extendiéndose a los no convencionales. Una mezcla de riesgo calculado, know how y apuestas varias.

Desde sus orígenes, el negocio petrolero se sustentó en la audacia de sus protagonistas. Una buena dosis de temeridad y cierta aversión a respetar los límites de una reglamentación que siempre llegaba después, consolidaron una industria que apuntaló el desarrollo capitalista. Cuando la actividad se complejizó y demandó inversiones millonarias, cuando se estabilizaron las grandes compañías y empezaron a tener que rendir cuentas a una multitud de accionistas, la industria se volvió más reticente al riesgo.

Vista no responde a esos grandes preceptos. Fundada por un grupo de ex CEOs de YPF en 2017, comenzó a operar al año siguiente y en julio de este año ya ocupa el tercer lugar en la producción petrolera nacional, extrayendo el 6,21 % del total; y una participación menor en el gas, con el 1,22 % del total. ¿Cuál es la gran rareza de esta compañía? Que no se fundó sobre una empresa anterior ni sobre una gran fortuna particular. Arrancó como apuesta de su grupo fundador, que decidió aprovechar una nueva herramienta del mercado de capitales: las “compañías con un propósito especial de compra”, conocidas como SPAC por sus siglas en inglés.

Este mecanismo también se lo conoce como “compañías de cheque en blanco” porque se basa en una promesa: recaudar el capital necesario para una posterior adquisición de una empresa o una potencial fusión con otra. Un mecanismo que después de muchos años fue autorizado por la Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos en 2017. La idea parece muy simple: aprovechar un momento de excedente de capitales y escasos atractivos de inversión concretos, para desarrollar una actividad potencialmente lucrativa.

Un mecanismo que puede deparar sorpresas desagradables para los inversores: el desarrollador del proyecto de vehículos eléctricos Nikola, Trevor Milton, fue acusado de fraude por supuestamente engañar a pequeños y medianos ahorristas con una demostración falsa del funcionamiento de su camión. Otros, apuestan a operaciones de riesgo de mediano plazo: las acciones del magnate Richard Branson y su propuesta de turismo espacial.

La apuesta

Miguel Galuccio, el CEO y titular de Vista, ya era una personalidad en el mundillo de la industria. Ocupaba una de las gerencias de la multinacional Schlumberger y la presidencia de la subsidiaria en China, cuando el entonces gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, se lo presentó a Cristina Kirchner. Analizaban la posible estatización de YPF y el perfil de quien debería comandar la empresa.

Su misión fue compleja: reestructurar a YPF desde el rol subsidiario de Repsol y con una presencia diversificada entre Estados Unidos y el norte de Africa, a un papel central en la recuperación del autoabastecimiento energético nacional. De un modelo de negocios centralizado en la optimización de ganancias de corto plazo a un esquema de mayor riesgo para apostar por los no convencionales en Vaca Muerta.

Y fue mucho más que un presidente de YPF; fue una de las voces más destacadas de aquella gestión en el desarrollo de la política energética. Por eso, más allá de su perfil profesional y su pertenencia al mundo de la industria, no era una figura bien vista en el seno de la gestión de Mauricio Macri. Y por eso renunció en 2016, preparando ya la estrategia para desarrollar Vista.

Pero Galuccio no se fue solo. Se llevó a algunos de los CEOs que habían colaborado con él en la nueva YPF. Pablo Vera Pinto, el director de Finanzas de Vista, había sido clave en diversas de la petrolera de mayoría estatal. Otra figura importante reclutada para el proyecto fue Juan Garoby, director de Operaciones. Este ingeniero en Petróleo había sido vicepresidente interino de Exploración y Producción de YPF y director del área de Perforación y Terminaciones de YPF. Casi nada.

Otra gerencia clave para el diseño de la nueva petrolera fue la de Relaciones con Inverrsionistas, puesto para el que se eligió a Alejandro Cherñacov, que había ocupado ese cargo durante los años de Galuccio en YPF.

Vista Oil

La nueva sociedad (más una promesa de ganancias que una realidad), se presentó en la ciudad de México como una “compañía con un propósito especial de compra”. Claro que no eran cuatro desconocidos sino cuatro reconocidos profesionales de la industria. Y con un CEO carismático, buen comunicador y mejor vendedor.

Las SPACs tienen un plazo de entre 18 y 24 meses para consolidar el primer plan de trabajo. Mucho antes de terminado el tiempo, en mayo de 2018, Vista irrumpía en el mercado argentino con la compra de activos que pertenecían al grupo Pampa Energía. Se trataba de la Petrolera Entre Lomas (concesiones petroleras en Entre Lomas, Bajada del Palo y Agua Amarga); más las concesiones de explotación de las áreas 25 de mayo- Medanito S.E.; y Jagüel de los Machos.

También se quedó con la participación de Pluspetrol en APCO, con los yacimientos de Coirón Amargo Sur Oeste; Coirón Amargo Norte; Acambuco (Salta), y las áreas Sur Río Deseado y Sur Río Deseado Este (ambas en la cuenca del Golfo San Jorge, al norte de la provincia de Santa Cruz). También cerró algunas operaciones en México, con la adquisición del 50 % de las acciones del grupo Jaguar.

Vista continuó desarrollando una agresiva política de compras, fusiones y adquisiciones. Su última compra, informada el 16 de septiembre, fue por los derechos de la empresa Conoco Philips por el 50 % de los derechos en las áreas Bandurria Norte y Aguada Federal. En esos espacios de la cuenca neuquina se asocia con Wintershall, la petrolera más importante de Alemania.

Vista es hoy por hoy, una de las empresas más dinámicas y de mayor desarrollo en Río Negro. En julio, produjo 3.627 m3/día de petróleo en el área Bajada del Palo Oeste; 390 m3 en 25 de mayo; y 374 m3 en Jagüel de los Machos.



Source link