¿Qué es y cómo prevenir el cáncer de cuello de útero?

0
57
¿Qué es y cómo prevenir el cáncer de cuello de útero?
¿Qué es y cómo prevenir el cáncer de cuello de útero?


 

La referente provincial del Cáncer Cervicouterino, Silvia Chaves indicó que “en Río Negro el cáncer de cuello tiene una incidencia mayor que en la media nacional, por eso es importante concientizar e informar sobre este tema”.

El cáncer cervicouterino, conocido también como cáncer de cuello de útero, es una enfermedad que se produce cuando las células del cuello uterino comienzan a transformarse en una forma anormal. Estas transformaciones en las células son conocidas como “lesiones” que si no se detectan a tiempo pueden ser precursoras del cáncer.

Esta enfermedad es causada por algunos tipos de Virus de Papiloma Humano (VPH) que son muy frecuentes y se transmiten a través del contacto sexual. En la mayoría de los casos el virus es eliminado por el sistema inmune, sin causar ninguna manifestación o síntoma en el cuerpo.

En este sentido, Chaves señala que “la mujer debe saber que tiene que hacerse una vez al año los controles, para detectar este cáncer. El Cáncer de Cuello Uterino es prevenible, porque si detectamos esa lesión que está empezando, no hay cáncer”

La primera medida de prevención es la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano que previene la infección que provocará las lesiones. Su aplicación se indica antes del comienzo de las relaciones sexuales, por ello para las niñas y niños de 11 años la vacuna es gratuita y obligatoria. Para una mayor protección son necesarias dos dosis para conseguir la máxima protección y estas son aplicadas con intervalos de 6 meses.

La segunda medida de prevención en nuestra provincia es el Test de Papanicolaou, conocido como PAP, y es una manera sencilla y efectiva de prevenir el cáncer cervicouterino. El test detecta estas “lesiones” en el cuello del útero, lo que permite realizar un tratamiento antes de que se conviertan en cáncer.

Es recomendable que las mujeres se realicen el PAP a partir de los 25 años de manera anual. Si durante dos años seguidos el PAP da negativo, la toma se puede espaciar a 3 años. El test de Papanicolaou es una práctica simple, no duele, se realiza en el consultorio y no necesita ningún cuidado posterior a la toma de la muestra.

“El Papanicolaou debe realizarse a partir de los 25 años o en toda mujer que haya iniciado en las relaciones sexuales, esto ayuda a evitar que una pequeña lesión pueda transformarse en cáncer”, indico la licenciada.

Se estima que el 80% de las personas estarán en contacto con el VPH en algún momento de sus vidas. Sólo en una pequeña proporción de casos, alrededor del 5%, el virus se torna persistente.

Argentina definió como prioritario el abordaje integral de la prevención de cáncer cervicouterino (CCU), con el objetivo de disminuir la mortalidad por esta patología, que incluye la incorporación de la vacuna contra VPH para niñas y niños de 11 años con esquema de vacunación completa y el fortalecimiento de la estrategia de prevención a través del tamizaje con estudios como el PAP.

Por último, la referente de cáncer cervicouterino remarcó que “es muy importante que las mujeres se realicen estos controles y evitar que más mujeres mueran a causa de esta enfermedad”





Source link