Quiero tener todo bajo control

0
8
Quiero tener todo bajo control
Quiero tener todo bajo control


Y otra vez  aparece el miedo como  protagonista.  Como una herramienta poderosa para tener todo bajo  control.  Y si no tenemos cuidado, termina controlando nuestra vida.

Puede que aparezca como respuesta a una situación dura por la que hayamos atravesado. Y al no haber podido gestionarla en ese momento, desde la aceptación, una manera de evitar que vuelva a suceder, es intentando tener todo bajo control.

Cómo empezar a frenar ese impulso, aceptando primero que hay cosas fuera de nuestro control  y otras en las que sí podemos influir.  En estas últimas poner nuestra energía.

Dejando de perder el tiempo en controlar lo que no está en nuestras manos. Sabiendo que siempre existen variables externas que no se pueden controlar.

Impidiendo que las cosas sucedan por sí mismas, pretendiendo tenerlo todo calculado y sintiendo frustración cuando no sucede aquello que teníamos perfectamente planificado.

No dejando nada librado a la improvisación.

Queriendo que las personas que tenemos al  lado, hagan aquello que habíamos pensado que debían hacer y si no ocurre… nos enojamos .

Ese control disfrazado de orden, de rutina, que pretende un futuro  en el que nada se nos escape, se transforma en  la barrera más grande para que podamos experimentar cosas nuevas.

Yo actuaba desde ahí, quería tener todo controlado. Hasta que un día los acontecimientos me pusieron patas para arriba y todo resultó mucho mejor de lo que yo misma hubiera planificado. Es una sensación increíble y  así me di cuenta de varias cuestiones que te comparto:

– que el control te agota, te frustra, te pone ansiosa.

– que es difícil salir de ese lugar donde nosotras nos pusimos y   es un desafío día a día abandonar esas prácticas.  Pero si lo crees, lo creas.

-que siempre habrá variables externas que se nos saldrán de control. Esto hará  que vuelva la paz que nos da no luchar contra  lo no se puede cambiar.

-que tenemos que dejar de querer hacer todo perfecto.

-que permitir sorprendernos es una opción, hay una fuerza universal que acomoda todo armoniosamente, más allá de nuestros planes.

-que  nuestras equivocaciones, son para apuntar la puntería y quizás la próxima, acertemos.

-que lo importante son las relaciones y no  tener siempre la razón o las respuesta para todo.

-que  los demás tienen la elección de hacerse cargo sus propias vidas, que les pertenecen y no a nosotras.

Cuando te observes queriendo tener, otra vez, las cosas bajo tu control… pará. Ahí es donde tenés que influir para dirigir tus emociones y tus acciones, para lograr el cambio que buscas.

El control sobre las cosas o las personas es una falsa seguridad, que nos hace creer que todo está bien, cuando  seguramente el primer sacudón a nuestro alrededor nos mueve nuestro mundo.

Artículo de opnión – (NoticiasNet.com.ar)

Mercedes QUEREJETA

celular. 2920402376

FB y IG mercedesquerejeta


5
/ 100








Source link