Acuerdo por la carne: quejas de carniceros y los súper esperan stock

0
5
Acuerdo por la carne: quejas de carniceros y los súper esperan stock


El anuncio de Nación sobre los 10 cortes de carne que se comercializarán desde febrero con una rebaja de hasta el 30% generó reacciones divididas en la región. Los carniceros se sienten discriminados porque no los incluye; los supermercadistas confían, pero no saben si recibirán un stock suficiente ; y la mayoría de los consumidores ya se retiraron a cortes más económicos.

Los que más se quejan son los carniceros de barrio, frigoríficos que quedaron afuera y los súper chinos. No tienen chances de conseguir carne barata al por mayor. El escenario es muy complicado porque la carne no para de subir en la región desde noviembre.

En el mismo sentido se expresó Sergio Rivas, dueño del frigorífico SR. La consideró una medida “discriminatoria”, que no aportará ninguna solución, ya que el consumidor “sigue prefiriendo consumir menos pero de calidad. Los cortes que llegarán con rebaja no cumplen con esta condición”, señaló.

“La vez anterior, que se aplicó muy cerca de las fiestas de fin del año, pudimos cumplir con el acuerdo. Nosotros no tenemos problemas para ofrecer estos cortes con un precio de entre el 15 y el 30% menor, siempre y cuando los frigoríficos entreguen los productos. Son cortes de venta fácil, los que más se mueven”, explicó Eduardo Del Prete, gerente de La Anónima.

En relación con los precios que estableció Nación, el empresario consideró que podría existir una leve diferencia por el costo del flete. La cadena que administra trae la carne desde Salto, provincia de Buenos Aires. “El costo del flete es el componente más importante en el precio de los productos. Supongo que no va a variar demasiado porque el costo del flete debería estar incorporado en el acuerdo”, agregó Del Prete.

La mayoría de los carniceros de barrio explicaron que sin acuerdos ni precios cuidados venían ofreciendo cortes populares como cuadrada o tapa de asado más baratos que en los supermercados. “Nosotros quedamos afuera, veremos como hacemos para que no caigan las ventas más de lo que se derrumbaron”, dijo Juan , a cargo de una carnicería en el oeste neuquino.

La diferencia de precios entre carnicerías del centro y de los barrios trepa hasta los 150 pesos.

Bolsillos flacos

Este diario tomó testimonios a la salida de un supermercado en Bariloche. Viviana Arredondo relató que su familia se compone de seis integrantes, que ya no les alcanza para la carne y la reemplazaron por el pollo. “Ya estamos cansados del pollo”, ironizó. “Hace rato dejamos las milanesas de carne y el matambre”, lamentó. Y un asado sale “muy cada tanto”. Se organiza con los abuelos para bajar los costos.

“En mi familia somos tan carnívoros que a pesar de los aumentos seguimos comprando”, sostuvo Mariana Martínez. “Lo único que reemplazamos fue la aguja con hueso por el osobuco, que está algo más barato” dijo.

Manuel Figueroa trabaja en la sucursal de carnicerías Héctor del barrio Omega. Explicó que las medidas que anuncia Nación casi nunca llegan a cordillera y que influyen varios factores: la vigencia de la zona libre de aftosa que no permite el ingreso de carne con hueso y la poca hacienda en la región.

A su entender, todo dependerá de los acuerdos que hagan los frigoríficos de Bariloche, que son los que abastecen a las carnicerías barriales. No hay ninguna novedad por ahora.

David, de Carnicerías del Barrio, dijo que los trascendidos indican que posiblemente se implementaría en algunos supermercados nacionales o regionales que tienen sucursales en Bariloche, pero expresó su escepticismo de que llegue a las carnicerías de los barrios.

Manuel recordó que hay muchas variables que influyen en el precio de la carne. Desde el alimento de los animales hasta el valor del dólar. Estimó que desde noviembre hasta la fecha los cortes se incrementaron en un 30 o 40%. “Suben desde agosto de manera progresiva”, comentó.

“En un principio se podían amortizar, pero después hubo que trasladarlos a la cartelera de precios”, lamentó.

David estimó subas superiores. Rondaron el 60% desde noviembre hasta ahora y en algunos cortes fueron del 80% . “Es terrible, hace un año el asado con hueso estaba a 390 y ahora 890 pesos el kilo”, advirtió.

Manuel explicó que además los plazos para pagar a los proveedores son más cortos. A lo suma hay una semana. Por eso, no todas las carnicerías de barrio pueden trabajar con tarjetas de crédito, porque depositan los pagos a los 30 o 40 días hábiles.

Observó que la gente sigue consumiendo carne, pero bajó el volumen de las ventas. “Antes compraban un kilo de nalga y hoy llevan bola de lomo”, dijo.

“Una persona se lleva 300 gramos de picada para hacer la salsa del almuerzo del día, ya no compra el kilo”, graficó Manuel que trabaja en la sucursal del barrio Omega en el Alto de Bariloche.

El carnicero que atendía ayer al mediodía en el supermercado Todo de Onelli y Brown calculó que la caída de las ventas tras las fiestas ronda el 40%. Un solo cliente tenía en el mostrador.

Mientras que el joven a cargo de la carnicería de Onelli y Rosales planteó que se le haría imposible sostener los precios de los cortes anunciados por el gobierno nacional. “Estoy pagando el kilo de media res a 390 pesos, tengo que cubrir el alquiler, los impuestos, los servicios, es imposible cobrar el kilo de asado con hueso a 399 pesos como anuncian”, planteó, sorprendido, el dueño de la carnicería.

precios carne - Catriel25Noticias.com

Puntos claves


El acuerdo con las cámaras de frigoríficos, carnicerías y supermercados establece una rebaja de hasta el 30% de los precios de los 10 principales cortes de carne vacuna.

Dónde: se ofrecerán en más de 1.600 bocas de expendio de todo el país.

Los precios estarán congelados hasta el 31 de marzo en una primera etapa y luego se revisarán periódicamente.

Cúando: se comercializarán los fines de semana y los primeros tres miércoles de cada mes.

Volumen: se calcula una partida inicial de 6.000 toneladas mensuales. Se trata de una cuota marginal si se considera que el mercado nacional mueve en ese lapso 170.000 toneladas de carne bovina.

Diferencias: el mercado de carnes del norte de la Patagonia difiere del de la pampa húemeda. Los precios aquí se ubican en promedio, para la mayor parte de los cortes, un 30% por encima de la región rica y de mayor densidad poblacional.

Asado con hueso: el diferencial de precios entre ambas regiones trepa hasta el 100 por ciento.

(Diario Rio Negro)


9
/ 100



alas giff1






Source link